¿Cómo elegir el mejor colchón para tu dormitorio?

¿Cómo elegir el mejor colchón para tu dormitorio?

El descanso es una de las partes más importantes de nuestra vida. Pasamos gran parte del día y de nuestro tiempo vital durmiendo, todo con el fin de siempre tener un nivel de energía adecuado para sobrevivir. Teniendo en cuenta estos aspectos; podemos decir que los colchones de calidad no son un lujo, sino una necesidad. Es por ello que elegir el más adecuado es una decisión tan crucial: es un aspecto destacado del descanso.



Sin duda, es una elección que no se puede tomar a la ligera. Después de todo, existen muchos tipos de colchones de calidad, cada uno diseñado para variadas necesidades, preferencias y condiciones fisiológicas. Ya sea que hayas comprado una nueva cama y necesites un colchón que se adapte el diseño o sientes incomodidad y consideras que es momento de adquirir uno nuevo, te damos los consejos que necesitas.

Lo que debes tener en cuenta antes de elegir un colchón

Aunque los aspectos que debes considerar a la hora de elegir un colchón de calidad son muy variados, existen dos de ellos que definitivamente no debes pasar por alto si deseas disfrutar el mejor descanso. Los especialistas recomiendan que no sea ni muy duro ni muy blando; el peso de nuestro cuerpo tiende a desfigurar la forma del colchón, por lo que una firmeza es necesaria para que se adapte a la presión de cada extremidad.

Por otro lado, la suavidad hace que se adapte mejor a la columna. Otro elemento importante que determina a los colchones de calidad es la base, la cual cambia dependiendo del tipo de colchón. Por ejemplo, los colchones de látex tienen una base transpirable, los de muebles cualquier tipo de base, etc. Todo dependerá de tus necesidades.

Tipos de colchones entre los que puedes elegir

Ahora, antes de elegir cualquier colchón, debes asegurarte de probarlo. Como ya mencionamos, lo principal es comprobar que no se hunde demasiado con nuestras extremidades más pesadas; pero que tampoco parezca que estás acostado sobre una tabla de madera. Sin embargo, para que no tengas que elegir entre cientos de colchones, puedes reducir tus opciones eligiendo dependiendo del tipo:

Colchones de espuma

Este es el modelo más tradicional de colchón. Se caracterizan por su precio muy accesible y por el tiempo en el que son capaces de conservar su forma. Siempre y cuando elijas el modelo hecho de gomaespuma o espumación HR, podrás disfrutar de algunos beneficios. Son los más recomendados para niños o personas delgadas y con sobrepeso, debido a que son buenos repartiendo el peso.

Colchón de látex

Mientras que el modelo anterior es el más conocido, este es el más demandado. Y no nos sorprende, puesto que son muy duraderos, se adaptan muy bien al cuerpo, la temperatura no afecta su forma y son hipoalergénicos y suaves. Sin embargo, son de los modelos más costosos. Se recomienda para personas que sufren de calor o enfermedades como asma, ya que son muy transpirables y no tienen ácaros.

Colchón viscoelástico

El colchón viscoelástico es otro modelo de calidad que ofrece buen soporte para la columna y la espalda baja. Además, tienen un efecto de memoria, por lo que ofrece mejor comodidad al moverse, además de ser transpirables. Su precio es el promedio; se recomienda para personas con dolores de espalda, que sufren de mucho frío y se mueven bastante.

Colchón de muelle: de los mejores colchones de calidad y precio

Sin duda, este podría ser el tipo de colchón perfecto para cualquiera. Ofrecen la mejor durabilidad de todas, transpirabilidad, temperatura estable y el mejor precio. Además, son muy ligeros y sencillos de transportar. Es el colchón para el mejor descanso si eres una persona que sufre de mucho calor o si es para una cama de matrimonio; ya que permiten mucha libertad de movimiento.

Otros aspectos a considerar en los colchones de calidad

Lo principal es que al probar el colchón en la tienda exista un equilibrio: tu columna debe estar lo más recta posible para que no dañe las cervicales. Eso sí, tu mano no debería pasar por debajo de tu zona lumbar o eso significa que es demasiado rígido. Por otro lado, existen diferentes tipos de colchones que puedes considerar dependiendo de otros factores.

Si sueles dormir en una posición plana, supina o boca arriba, optar por un colchón relativamente duro y firme es lo ideal. Por otro lado, al dormir de lado uno suave permite que sea más cómodo. Además, si eres una persona con mucho peso, un colchón duro y firme también es recomendable, asimismo si te mueves mucho al dormir.

Recuerda la elección del colchón es importante, porque puede favorecerte un descanso que necesitas pero también poder causarte lesiones mientras duermes capaces de poner en jaque tu calidad de vida. Para dormir, siempre, opta por un colchón de calidad. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.