España, uno de los países con el sector inmobiliario mas estable en los últimos años

España, uno de los países con el sector inmobiliario mas estable en los últimos años

La inversión inmobiliaria en España es un valor seguro, tanto para uso residencial para fines lucrativos. La vivienda en nuestro país se ha mantenido estable durante la última década, fruto de una evolución económica y social regular, lo que le sitúa como uno de los países de la Unión Europea idóneos para comprar. La consecuencia directa es la amplia oferta de Inmuebles que actualmente tienen las compañías especializadas en el sector, como Haya Real Estate.



La estabilidad del mercado se aprecia en la evolución del precio de la vivienda, que con ciertos altibajos, se ha mantenido regular. En febrero de 2012 el metro cuadrado tenía un valor medio de 1.877 euros. Diez años después, esta cifra se sitúa en 1.814. Es una línea estable y garantista de seguridad y confianza. La posibilidad de una burbuja inmobiliaria es muy débil, como lo confirman y reflejan las estadísticas del Banco de Pagos Internacionales, que sitúa a España como uno de los mercados más constantes en cuanto al precio del ladrillo. Con ello, nuestro país se sitúa muy lejos de las alteraciones que están viviendo otras zonas del entorno europeo, como Austria y Alemania, que lideran a día de hoy la subida del precio de la vivienda a nivel mundial.

El elevado parque de inmuebles es uno de los motivos que explica esta tendencia. En España hay cerca de 26 millones de viviendas, según el Instituto Nacional de Estadística. Esto significa 0,54 por cada habitante, un nivel superior al de otros países cercanos, que no llegan al 0,50. La oferta es continua, lo que garantiza un nivel de precios acordes a la economía del país y es uno de los motivos por los que la venta de casas se ha mantenido constante pese a los factores externos.

Adquiere tu vivienda

Un piso de 93 metros cuadrados, en un barrio residencial de Zaragoza, con cuatro habitaciones, un baño y ascensor en el edificio. El precio es 95.000 euros, poco más de mil euros por metro cuadrado. Está por debajo del mercado porque necesita reforma, si bien es un precio asequible para una familia media que necesita un hogar donde vivir.

Madrid es, junto a Barcelona, la ciudad de gran tamaño con el precio más caro en España, si bien se pueden encontrar opciones a un coste razonable. Solo hay que navegar por la red en portales especializados para confirmar que en la capital también se puede encontrar vivienda a buen precio. El ensanche de Vallecas representa uno de los barrios con más crecimiento y un ejemplo de que la obra nueva también puede ser barata. Un piso de 47 metros cuadrados, ideal para parejas, tiene un coste de 69.000 euros. Mobiliario nuevo y de calidad, por lo que es una buena opción para invertir en vivienda.

¿Buscas algo más reciente en Alicante?

Piso en venta con tres habitaciones, dos baños y un total de 120 metros útiles en una urbanización con piscina, en una de las regiones donde la buena climatología acompaña durante un amplio periodo de tiempo. Garaje y trastero, incluidos. Respecto al precio, no llega a los 160.000 euros. Otro ejemplo de que es posible encontrar vivienda de calidad y asequible para gran parte de la población.